Suscríbete y recibe los mejores consejos para vivir una vida libre de vacas

© 2017 La Vaca 

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

Este libro transformó por completo mi manera de ver la vida. Después de evaluar lo que he logrado hasta ahora, hoy reconozco que pude haber hecho más si no hubiese tenido la vaca de sentirme conforme con lo poco que he conseguido. A pesar de mi gran potencial, he desperdiciado una gran parte de mi vida en excusas como ‘mis padres no me apoyaron lo suficiente y por eso yo batallé tanto para terminar mi carrera’, ‘los problemas económicos de mi familia nunca me han permitido lograr mis metas’ y otras por el estilo. Luego, cuando vivía en el extranjero, me escondía tras otras vacas pregonando que ‘¿cómo iba a sobresalir aquí si este no era mi país?’. ‘Acá no quieren a los extranjeros’, solía decir. La lección más importante que he aprendido con esta lectura es que no hay obstáculo más grande en mi vida que ‘yo misma’ y que siempre lograré ser todo lo que yo quiera ser.

Liliana Inurrigarro Ramos

Guadalajara, Méjico

Como muchas personas en mi país, actualmente estoy desempleado. Al leer el libro me di cuenta del corral de vacas que venía cargando: ‘El mercado está duro’, ‘Hay demasiada competencia’, ‘No tengo capital de trabajo’, ‘A esta edad es difícil cambiar’. Todas estas excusas me tenían atado a una vida mediocre. Gracias a esta lectura he visto una luz al final del túnel y poco a poco he echado a andar mi creatividad. Y ¡oh sorpresa! Otra vez estoy enfocado trabajando en mi futuro en lugar de quejarme de mi pasado.

José Carlos González

Arequipa, Perú

Please reload

“La vaca que más me estorbaba era la idea que tenía de que solo con el apoyo  incondicional de mi familia y mi esposa saldría de mi mediocridad. Necesitaba desesperadamente una palabra de aliento de parte de mi familia que me confirmara que ellos creían en mí. Sin embargo, parecía que lo único que siempre  encontraba era su desaprobación, así que optaba por no hacer nada, culpándolos a ellos por mi inactividad ¡Qué vaca! Hoy, he decidido dejarme guiar por mi intuición, aceptar total responsabilidad por mis acciones y hacer oídos sordos a todo comentario negativo. Es curioso, pero ahora que ya no lo busco, he comenzado a recibir el apoyo de quienes yo tanto deseaba”.

Silvano Alberto

Ciudad de Méjico, México

Please reload

Mi vaca era: ‘No quiero empezar hasta no sentirme totalmente seguro’. Esa idea me daba la tranquilidad de creer que estaba siendo responsable. Sin embargo, su verdadero efecto era impedirme realizar cualquier proyecto esperando que surgiera el momento propicio o que se dieran todas las condiciones para ponerme en marcha. Ahora me doy cuenta de que, si espero que se den las circunstancias ideales para convertir mis planes en hechos, nunca emprenderé nada. Con La vaca aprendí que hay que actuar.

Daniel Mendoza

Buenos Aires, Argentina

Siempre supe que necesitaba hacer más ejercicio, pero me las ingeniaba y encontraba excusas para no hacerlo. Mi vaca favorita era: ‘No tengo tiempo’. Con frecuencia me hallaba explicándoles a los demás sobre cómo mi horario, mi escuela y otras actividades sociales consumían cada minuto de mi día —aunque sabía que estaba exagerando—. Contaba con toda una colección de vacas muy creíbles: ‘No es que yo sea totalmente sedentaria’, ‘No tengo cómo pagar la membresía de un gimnasio’, ‘Estoy tan fuera de forma que antes de comenzar tengo que ir al médico para que me sugiera una rutina de ejercicio segura...’. Pero al fin me di cuenta de que solo me engañaba a mí misma. Vivía cansada así que decidí matar esta vaca y sacar el tiempo para empezar a mejorar mi salud. Ahora, después de varios meses de caminar, montar en bicicleta e ir al gimnasio, tengo más energía, he perdido peso, y lo más importante: me siento bien conmigo misma no solo por el ejercicio, sino por haber tenido el valor de deshacerme de mis excusas y haberme mantenido firme en mi decisión.

Helen Owens

Canadá

Please reload